El Café en México

En 1796 se introdujo por primera vez el café a México procedente de Cuba por la vía de Córdoba, Veracruz. Desde entonces se empezaron a crear plantíos en diferentes regiones del país y se fueron desarrollando ahí con características diversas que resultan hoy en una oferta de diferentes aromas, sabores y texturas.

A la fecha, la industria cafetalera mexicana reconoce una denominación de origen que abarca tres zonas productoras: Chiapas, Veracruz y Oaxaca.

La cultura del café en México en el consumo de café ha aumentado en los últimos años como a nivel mundial, sin embargo, nuestro país tiene el quinto lugar en producción de café, después de Brasil, Colombia, Indonesia y Vietnam, y el primer lugar en producción de café orgánico. Este cultivo de café llegó a México a finales del siglo XVIII, procedente de Europa, a su llegada se adoptó y adaptó en las zonas tropicales del país en donde el clima es mayormente idóneo para la producción de éste. Los estados en donde se produce con éxito son Chiapas, Puebla, Oaxaca, Guerrero, Veracruz e Hidalgo. Desde el punto de vista biológico las áreas donde abunda el cultivo de cafeto se distinguen por ser de regiones ricas en flora y fauna, como lo es el estado de Chiapas.

De los granos del café dependen más de tres millones de mexicanos involucrados en las actividades de siembra y cosecha. Es el 6° fruto agrícola de mayor exportación y México pelea a diario por la primacía en el mundo con Brasil, Colombia, Vietnam, Etiopía, Guatemala, Honduras, Uganda e Indonesia.

En 1967 se obtuvo la primera certificación de producción orgánica. Más de 20 fincas cosecharon este tipo de café y a partir de los ochenta comenzó su auge como una estrategia productiva auspiciada por organizaciones no gubernamentales.

¿Has probado alguna de las variedades del café mexicano? ¿Cuál te gusta más?

Chiapas

Características:
• Sabores profundos achocolatados
• Alta amargura
• Notas vegetales profundas

El café de Chiapas es conocido por cosecharse en terrenos altos entre la selva y los bosques de niebla, por lo que se conoce como high grown o café de altura.
En su mayoría, el café producido en esta región se considera orgánico, pues en estas condiciones el fruto crece con mayor resistencia y combate las plagas de forma natural.
Su sabor se mantiene intacto por la falta de agentes externos, como insecticidas, y la altura mantiene el grano húmedo permitiendo que las notas terrinas de estos granos se conserven.

Veracruz

Características:
• Sabor redondo en boca
• Acidez mínima
• Sin dulzura

El café veracruzano es el más afamado fuera de México. Durante la década de los 90 ganó varias medallas de oro por parte de la SCAA (Specialty Coffee Asociation of America) que lo certificaron como el mejor café del mundo y por lo tanto, su exportación alcanzó países como Noruega, Dinamarca e Italia.
La región de bosque de niebla guarda su propia denominación de origen otorgada al café Veracruz.

Oaxaca

Características:
• Suave en sabor
• Notas de especias
• Ligero y sin cuerpo espeso

El legado cafetero en este estado lo postula como el mayor exportador del país, pues vende más de 40% de los 4.5 millones de sacos enviados a Cuba, Estados Unidos y Alemania anualmente.
Al igual que el café chiapaneco, la mayoría de su producción es orgánica.
En las características del café preparado podemos encontrar notas muy distintas al café europeo, pues es más aromático, intenso en boca y redondo en cuanto a dulzura, acidez y amargura.

Compartir

Autor entrada: Redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *